Despenalización del trabajo sexual

Descriminalización: ¿qué y cómo?

El jueves 18 de marzo 2022, la descriminalización del trabajo sexual en Bélgica fue aprobada por el Parlamento Federal.

Como siempre ocurre con las nuevas leyes, hay un periodo de transición de 3,5 meses entre la publicación del texto legal y el momento en que la nueva ley entra en vigor.

Hasta ahora, la ley belga pretendía dificultar al máximo la práctica del trabajo sexual y, por lo tanto, desalentarla o hacerla desaparecer. Así, se le penalizaba a todos los proveedores de servicios a los trabajadores del sexo por cuenta propia (contables, aseguradoras, creadores de páginas web, arrendadores de habitaciones, ...) y se prohibía toda publicidad. Mientras tanto, en virtud de la política de tolerancia belga, la publicidad y los servicios a las trabajadoras del sexo se permitían de hecho y a ojos vista. Esto llevó a una situación en la que muchos bancos y compañías de seguros se mostraban vacilantes en cuanto a hacer negocios con los trabajadores sexuales, y a la arbitrariedad y falta de claridad en las normas sobre publicidad.  

Al mismo tiempo, en Bélgica toda forma de explotación se penalizaba y se calificaba de proxenetismo. Mientras tanto, el sector de la explotación era tolerado bajo la política de tolerancia belga y también hay grandes diferencias a nivel local. Esto creaba una situación en la que no se diferenciaba entre explotación (laboral, comercial) y explotación (proxenetismo, abuso), ya que es imposible imponer normas en un sector que está completamente criminalizado.

 Además, la criminalización de todas las formas de explotación dificultaba o impedía que los trabajadores del sexo que trabajaban por cuenta ajena estuvieran protegidos socialmente y, a menudo, no acumulaban derechos sociales como los demás trabajadores (vacaciones anuales, seguro médico, baja por maternidad, derecho a ingresos sustitutivos, prestaciones por desempleo, pensión, etc.).

¿Qué cambiará exactamente con la nueva ley?

 

1. En cuanto a los servicios a los trabajadores del sexo:

Ya no se criminaliza a terceros. Abrir una cuenta, crear un sitio web, ofrecer un seguro y alquilar un espacio a trabajadores del sexo ya no es perseguible. Por tanto, los trabajadores del sexo autónomos tienen los mismos derechos que los demás autónomos.

 

2. En cuanto a la publicidad:

 La publicidad sigue estando prohibida, con estas excepciones: 

-  Si anuncia sus propios servicios. Cuando se anuncian servicios sexuales o un lugar donde se ofrecen servicios sexuales (por ejemplo, un club) en una plataforma de Internet o en otro medio (por ejemplo, una sección en un periódico) que existe especialmente para este fin. Esto significa que la publicidad del trabajo sexual en lugares públicos (carteles en las paradas de autobús, vallas publicitarias en la autopista,...) no está permitida.

-  La plataforma de internet debe demostrar que está haciendo esfuerzos razonables para combatir el abuso de la prostitución y la trata de seres humanos. Los casos de abuso y tráfico deben ser denunciados inmediatamente a las autoridades policiales y judiciales.

 

3. En cuanto a la explotación:

El proxenetismo está prohibido, pero está estrictamente definido para distinguir entre la explotación lícita y el aprovechamiento. El proxenetismo es:

Organizar el trabajo sexual de otro en beneficio propio, salvo en los casos previstos por la ley.

- ¿Qué significa organizar el trabajo sexual de otro? Se refiere a los casos en los que alguien recibe una remuneración por ejercer un control jerárquico sobre los trabajadores del sexo, o por coordinar la actividad de los distintos trabajadores del sexo (determinando el horario de trabajo, las horas de trabajo, etc.). No cubre a los proveedores de servicios como, por ejemplo, los contables, los conductores o los desarrolladores web. Tampoco cubre los casos en los que los trabajadores del sexo por cuenta propia alquilan juntos una casa en la que ofrecen servicios sexuales, siempre que no exista una relación de autoridad entre ellos. 

- ¿Qué significan las palabras "salvo en los casos previstos por la ley"? Se refiere al procedimiento de reconocimiento de los operadores que se establecerá en una ley específica. Se trata de las condiciones esenciales en las que se permitirá la organización del trabajo sexual. Las condiciones se imponen al operador, no al trabajador del sexo.

- ¿Cómo será esta lista de condiciones? A partir de ahora, los ministros competentes, el sector de las trabajadoras del sexo y los representantes de las víctimas de la trata o del abuso de la prostitución están debatiendo esta cuestión. La lista de condiciones deberá estar redactada y convertida en ley para finales de 2022. Quienes no cumplan estas condiciones y, sin embargo, organicen la prostitución de otras personas podrán ser procesados por proxenetismo y/o trata de personas.

- ¿Qué ocurre en previsión de esta nueva ley? La situación de explotación sigue siendo la misma que antes. En otras palabras, la política de tolerancia se mantendrá hasta que la nueva ley entre en vigor.

 

El proxenetismo también es: Promover, incitar, fomentar o facilitar la prostitución con el fin de obtener, directa o indirectamente, un beneficio económico anormal o cualquier otro beneficio anormal.

Esta situación se refiere al abuso de los servicios sexuales ofrecidos por otra persona. Por ejemplo, pedir un alquiler excesivo o exigir servicios sexuales además del pago habitual de, por ejemplo, un contable. Alquilar una habitación de hotel a un trabajador sexual autónomo a un precio normal está permitido. Alquilar una habitación de hotel al doble de precio porque se trata de una trabajadora del sexo está prohibido. También es punible quien facilite activamente este abuso.

Tomar medidas para impedir o dificultar el abandono de la prostitución.

4. Con respecto a la incitación en publico al trabajo sexual:

 Sigue estando prohibido incitar a la prostitución mediante la publicidad. Esto se aplica, por ejemplo, a la publicidad de sitios de citas de pago en la entrada de una universidad.

 Utilizar cualquier medio para incitar a alguien en público a la prostitución es punible. La ley aclara aquí que se trata de ofrecer cenas, regalos u otros señuelos.

5. La imposibilidad de declarar la nulidad de un contrato:

 Esta es otra ley que ya fue aprobada en el Parlamento Federal unas semanas antes de la despenalización.

 En el caso de un conflicto entre una trabajadora del sexo y un operador que llegara a los tribunales, solía ser posible que el operador pidiera al tribunal que declarara nulo el contrato. Según el Código Civil belga, el trabajo sexual no es conforme a la moral pública, por lo que es un contrato (sea cual sea el nombre) y, por tanto, no tiene validez legal. Esto significaba que la trabajadora sexual no sólo perdía la demanda, sino también todos los derechos sociales que se habían acumulado con este contrato (pensión, vacaciones, baja por enfermedad, ...).

 Desde esta ley, aprobada por el Parlamento Federal el 17 de febrero de 2022, ya no es posible declarar nulo el contrato de una trabajadora del sexo.

×

      Este sitio web solo utiliza cookies funcionales y analíticas. Esos no transmiten información a las redes sociales u otros sitios . Con estas cookies, el sitio web funciona mejor, por ejemplo, recordamos en qué idioma visita el sitio web. También sabemos qué páginas en violett.be se leen más y qué páginas son las menos. Lea nuestra Política de cookies si desea obtener más información al respecto.