Legislación

El trabajo sexual en Bélgica

En Bélgica la prostitución no está prohibida. Por lo tanto, las personas que ofrecen servicios sexuales no son punibles. Hay una edad mínima legal para comenzar a trabajar como trabajador sexual. Esto es a la edad de 18 años. Por lo tanto, no está permitido trabajar como menor en la prostitución.

Además, como trabajador sexual no puede incitar al trabajo sexual en un lugar público. No está permitido atraer clientes con palabras, gestos ni signos. Por esto, la callejera o la prostitución en la vía pública están prohibidas. Como trabajador sexual, también está prohibido reclutar a sus clientes a través de anuncios en periódicos o sitios web. En realidad, sin embargo, sí que se encuentran anuncios. Está claro que existe una política de tolerancia en Bélgica para esto. La prostitución se sitúa a menudo en un área gris.

La persona que recibe los servicios sexuales es el cliente. Como cliente, no es punible en Bélgica, siempre que el trabajador sexual involucrado sea mayor de edad. El cliente debe respetar los acuerdos hechos entre el trabajador sexual y el cliente. Cuando un cliente no respeta los acuerdos, puede ser acusado de atentado al pudor o violación.

La prostitución en Bélgica no está prohibida si las personas involucradas son mayores de 18 años. Ni el trabajador sexual ni los clientes son punibles por ley.

¿Qué pasa con los proxenetas? 

Bélgica firmó la Convención de Nueva York en 1950. Un acuerdo para la represión de la trata de personas y de la explotación de la prostitución ajena. Este acuerdo prohíbe la explotación del trabajo sexual. Incluso cuando la persona en cuestión da permiso. La convención también prohíbe mantener una casa o alquilar una propiedad donde tendrá lugar el trabajo sexual. En otras palabras, este acuerdo prohíbe el proxenetismo. Por lo tanto, una persona que incita al trabajo sexual y obtiene ganancias del trabajo sexual de otra persona es punible. En el Código Penal belga, esto se traduce en el artículo 380.

  • una persona que recluta o lleva a otras personas adultas con el propósito de cometer prostitución.
  • una persona que dirige un edificio en el que se realiza el trabajo sexual.
  • una persona que alquila una habitación / residencia en la que tiene lugar la prostitución y, por lo tanto, obtiene grandes ganancias.
  • una persona que recibe ingresos a través del trabajo sexual bajo todas las formas posibles.

En virtud de este artículo en el Código Penal belga, los operadores de bares o ventanas, los operadores de compañías de acompañantes, los conductores de acompañantes, los operadores y los propietarios de casas privadas, los titulares de sitios web publicitarios, las casas de producción de pornografía ... son punibles. 

El proxenetismo está prohibido en Bélgica. Estrictamente hablando, cualquier persona que recibe ganancias de la prostitución de cualquier otra persona es punible. Aquí también, sin embargo, se aplica una política de tolerancia. En realidad, las prioridades de la policía y la fiscalía radican en combatir la trata y la explotación de personas, en lugar del procesamiento del trabajo sexual en sí misma. Sin embargo, esta política de tolerancia nunca se ha redactado, y muchas personas se encuentran en un área gris.

La prostitución a nivel municipal

Ante la falta de una legislación nacional sin fisuras, algunos municipios y ciudades en Bélgica imponen regulaciones locales para el trabajo sexual en su territorio. Esto puede hacerse sobre la base del Artículo 119bis de la Nieuwe Gemeentewet (Nueva Ley Municipal). 

Los municipios y ciudades toman medidas de prostitución para mantener el orden público, la paz y la seguridad. Al canalizar la prostitución, el gobierno local quiere localizarla para monitorearlo. En la práctica, por ejemplo, vemos zonas demarcadas donde la prostitución puede ejercerse. Estamos pensando en el Schipperskwartier de Amberes o el barrio rojo de Gante.

Cada municipio tiene su propia política de seguimiento. Como ya antes mencionado, el municipio solo puede reglamentar la prostitución a través de sus poderes locales. Por ejemplo, pueden bien establecer sanciones o reglamentos para mantener la paz y la seguridad pública. Esto puede traducirse en una presencia policial mayor en barrios rojos o en la realización de controles en bares y clubes. Algunas autoridades locales excluyen la prostitución de su municipio y cierran las propiedades donde se ejerce la prostitución.

Las autoridades policiales también visitan regularmente hogares privados o a trabajadores sexuales que trabajan a domicilio. Por ejemplo, realizan controles de trabajo no declarado o comprobaciones de identidades para detectar trabajadores ilegales. 

Como la prostitución se encuentra en un área gris, la policía también se queda en esa área gris. 

Política local del trabajo sexual en Amberes 

La ciudad de Amberes ha tenido una política de la prostitución desde 2002. 

La ciudad de Amberes está persiguiendo tres objetivos con esto: Seguridad, habitabilidad para el vecindario y condiciones de trabajo saludables para los trabajadores sexuales. 

La más visible es la zona de tolerancia para la prostitución de ventana. La prostitución de ventanas es posible en el Schipperskwartier de Amberes, organizado a través del reglamentos policiales de la ciudad de Amberes. La prostitución callejera está prohibida en toda la ciudad. Las explotaciones sexuales, como hogares privados o salones de masajes eróticos, se controlan estrechamente. Dentro de la policía de Amberes, un equipo especial de prostitución verifica el cumplimiento de estos reglamentos policiales.

Violett se financia también en el marco de esta política del trabajo sexual de Amberes, afín de prestar asistencia médica y social a los trabajadores sexuales. Villa Tinto, un edificio donde se puede alquilar ventanas para la prostitución, se encuentra en el Schipperskwartier. Tiene una gran notoriedad, sin embargo, Villa Tinto es solo uno de los edificios en el barrio rojo. Ya no tiene otros vínculos con la ciudad de Amberes.

Política local de prostitución en Gante 

En 2015, la ciudad de Gante estableció las condiciones para la explotación de edificios de la prostitución de ventana. Mediante estos reglamentos policiales, la ciudad quiere mantener la prostitución de ventana gestionable y controlable, aumentar la seguridad y la habitabilidad del vecindario y mejorar las condiciones de trabajo de los trabajadores sexuales.

La prostitución de ventana solo se tolera en ciertas calles del Zuidbuurt, incluida la 'Glazen straatje' y en el Kortrijksesteenweg. 

Es específico para Gante que la prostitución de ventana se considera una industria de hostelería y/o restauración y que el operador / la operadora debe concluir un contrato de servicio con el trabajador sexual, como en un café. Es obligatorio informar a la policía local, el equipo Meprosch, que supervisa el cumplimiento de los reglamentos policiales, de todos los que concluyen o finalizan un contrato. 

El equipo de Meprosch también realiza controles en otros establecimientos de prostitución de la ciudad, como hogares privados y salones de masajes. 

La ciudad de Gante financia a Violett para prestar asistencia médica y social de fácil acceso a los trabajadores sexuales. 

¿Tiene alguna pregunta?

Para preguntas generales, para una visita del médico en su lugar de trabajo, para ayuda social ...
Antwerpen
03 293 95 91
lunes09.00 - 17.00martes09.00 - 17.00miércoles09.00 - 17.00jueves09.00 - 17.00viernes09.00 - 17.00
Gent
09 233 47 67
lunes/martes13.00 - 17.00miércoles/jueves13.00 - 17.00viernes10.00 - 14.00
Hasselt
011 33 30 58
lunes10.00 - 14.00martes/miércoles/jueves10.00 - 14.00viernes10.00 - 14.00
Elija a alguien de nuestro equipo para contactar a través de Whatsapp o Signal.
Antwerpen
Verversrui 3
2000 Antwerpen
Mapa

Actualmente solo trabajamos con cita previa. llamada 03 293 95 91.

lunes14.00 - 16.00martes/miércoles10.00 - 12.0018.00 - 20.00jueves/viernes10.00 - 12.00

Para preguntas generales:

lunes09.00 - 17.00martes09.00 - 17.00miércoles09.00 - 17.00jueves09.00 - 17.00viernes09.00 - 17.00

Gent
Brabantdam 100B
9000 Gent
Mapa

Actualmente solo trabajamos con cita previa. llamada 09 233 47 67.

lunes/martes/miércoles/jueves/viernes11.00 - 13.00

Para preguntas generales y asistencia social:

lunes/martes13.00 - 17.00miércoles/jueves13.00 - 17.00viernes10.00 - 14.00

Hasselt
Ertbeekstraat 34
3500 Hasselt
Mapa

Actualmente solo trabajamos con cita previa. llamada 011 33 30 58.

lunes10.00 - 12.00martes/miércoles/jueves/viernes/

Para preguntas generales y asistencia social: Por teléfono o por cita

×

      Este sitio web solo utiliza cookies funcionales y analíticas. Esos no transmiten información a las redes sociales u otros sitios . Con estas cookies, el sitio web funciona mejor, por ejemplo, recordamos en qué idioma visita el sitio web. También sabemos qué páginas en violett.be se leen más y qué páginas son las menos. Lea nuestra Política de cookies si desea obtener más información al respecto.